Anchoas de otro mundo

Photo by naske

En Paniza, a menos de 60 kilómetros al sur de Zaragoza se pueden comer exquisitas anchoas como las de la foto, con boletus o almendritas y boquerones recién traídos del Cantábrico. El lugar se llama El Arco, en la Glorieta de María Moliner 11 y allí podrás conocer a Alberto que también puede ofrecer unos huevos “de gallina feliz” para chuparte los dedos.

Te llevamos hasta la puerta:

Además, el lugar aparte de acogedor es “bikers welcome”, con sitio para guardar los cascos 🙂