Riqueza bajo tierra

Coincido con Saint-Exupéry en que “lo esencial es invisible a los ojos” y al igual que ocurre con las semillas, la fuerza a veces está debajo del suelo.