Bosa tiene una fortaleza estupenda. Malaspina.

Mientras matamos un poco el gusanillo, se acerca un simpático paisano para hacer charleta.

Cuando yo me uno a la animada conversación, encuentro al lugareño hablando sobre “capitalische” y a Julián diciendo “sovietic” a la vez que señalaba ora nuestra moto con el llavero del águila bicéfala, ora la BMW aparcada al lado. Grandes momentos!!