Intentando buscar un poco de fresco a la vera del agua acudimos al Pozo de los Chorros. La parte mala es que se encuentra en la zona totalmente llana que rodea Zaragoza, donde el trazado de la carretera coincide con el camino más corto entre dos puntos -> reeeeectas.

Lamentablemente, con el material gráfico disponible, no se me ocurre mejor forma de ilustrar los chorros del Pozo de los Chorros que así:

chorros

aunque obviamente no estaba haciendo lo que parece sino señalar este pequeño cangrejo que comparte hábitat con grullas enormes:

La forma de llegar aquí es siguiendo una pista que parte de Belchite siguiendo las antiguas vías del tren y el rio Aguasvivas. Viniendo de Fuendetodos a la derecha hay un cartel que indica el centro de la población a la izquierda. Hay que tomar la desviación a la derecha justo al lado de ese cartel.

[alpine-phototile-for-picasa-and-google-plus src=”user_album” uid=”100843006892446464661″ ualb=”6038590245144178353″ imgl=”fancybox” style=”wall” row=”4″ size=”320″ num=”4″ max=”100″]

El camino es nenazas certified y bastante corto hasta la pequeña zona de aparcamiento. Más allá acaba en esto, pero cuesta abajo y con el espacio bastante ajustado para girar la máquina: