Uno de nuestros objetivos cuando fuimos a Portugal era una carretera que en el mapa aparece como “una cuerda liada en el bolsillo de un loco”, todo curvas y eses: motivo más que suficiente para que quisiéramos conocerla.

En el término municipal de Guarda es donde se encuentra este magnífico parque natural con asfalto de fieltro. El hecho de que en Teruel exista un pueblo del mismo nombre –cuya historia es muy digna de mención -, nos llevó a “hermanar ” ambos lugares por nuestra cuenta y riesgo:

estrella